Seguidors

dissabte, 27 d’agost de 2011

Hi ha un indret al que no falto mai quan vinc a L'Empordà i sobre tot si el dia es plujós com ahir.
Es un lloc on pots deixar volar l'imaginació, comprar una  maleta i anar de viatge en una catifa màgica, jugar un partit de futbol o bé triar una cadira còmode i en un raconet tranquil pendre un got de sifòn o una tassa de tè, al mateix temps que escoltes bona música.

Hay un lugar al que no falto nunca cuando vengo al Empordà i sobre todo si es un día lluvioso como ayer.
Es un lugar donde puedes dejar volar la imaginación, comprar una maleta e irte de viaje en una alfombra mágica, jugar un partido de fútbol o bien escoger una silla cómoda y en un rinconcito tranquilo tomar un vaso de sifón o una taza de té, mientras escuchas buena música.











El "problema" d'anar a aquest lloc es que sempre torno cap a casa amb alguna cosa (a part d'un forat a la butxaca) com aquestes antígues cadires de bistrot Tolix per la meva terrasa o aquesta tauleta que encara no se on la posaré però que quan l'he vist he sabut que seria meva.

El "problema" de ir a este sitio es que siempre vuelvo a casa con alguna cosa (a parte de un agujero en el bolsillo) como estas antíguas sillas de bistrot Tolix para mi terraza o esta mesita que todabía no sé donde la pondré pero que en cuanto la he visto he sabido que sería mía.



2 comentaris:

  1. I quin és aquest lloc? Sembla molt temptador.

    Digna
    http://elmondolivia.blogspot.com/

    ResponElimina
  2. noia quin bloc mes xulo!!
    CAP a on es??
    un peto
    maria

    ResponElimina